Musica de Ateismo Brillante

Unete al Canal de Ateismo Brillante

domingo, 1 de abril de 2012


Jay Saenz


Saludos amigos y amigas de Ateismo Brillante.

Me gustaria compartir con ustedes mi experiencia como Ateo. Como muchos de ustedes fui criado en el cristianismo, primero catolico y luego evangelico. En mi caso yo fui la puerta por la que mi familia entro en la fe evangelica, ya que una de mis tias me llevo a la iglesia y poco a poco, toda mi familia, especialmente mi madre, adoptaron esa fe y hasta el día de hoy se congregan.

Yo, si bien fue el primero en ir a la Iglesia, al punto de que pensaron que tenia futuro como evangelista a mis 9 o 10 años, pronto me encontre cuestionando los dogmas y las creencias de mi congregacion.


El momento que me difinitivo fue a los 14 años cuando estaba visitando un grupo dirigido por un tipo que nos mostraba como Satanas trabajaba atraves de la música, la publicidad y los libros para quitarnos la salvación.

Mi madre y mi padre ya se habian divorciado, pero el siempre nos visitaba de cuando en cuando. Apesar de que reconozco que tuvo sus grandes fallos como padre, el tenia la virtud de hacerme pensar cuando hablamos, algo que mi mamá siempre aborreció.

Ese día en cuestión nos quedamos hablando como por dos horas fuera de casa, y le conte sobre las famosas reuniones, lo cual no le hizo nada de gracia. No me regaño, pero me dijo algo que cambio mi vida para siempre: NADIE TIENE LA VERDAD ABSOLUTA, TODOS TENEMOS PARTE DE LA VIDA, NUESTRA PROPIA VERDAD, Y POR ESO EN ESTA VIDA EN LUGAR DE JUZGAR AL PROXIMO HAY QUE APRENDER A ESCUCHARLO Y APRENDER DE EL. NO HAY QUE CERRARSE EN UNA SOLA CREENCIA.

Asi mismo me invito a leer y a investigar, algo que se me hizo costumbre, antes de juzgar o dar mi opinión sobre un tema. Eso calo tan hondo en mi que pronto empece a leer sobre religión, historia, teologia... le perdi el miedo y mas bien le agarre el gusto a la música secular, en especial grupos clasicos como The Beatles o Pink Floyd, tan criticados en los videos de la Iglesia.

Asi que poco a poco mi afinidad por la iglesia se fue perdiendo. Igual me empece a sentir excluído de los grupos sociales dentro la congregación. No era de los hermanos populares o vacilones, no andaba en la argolla con los pastores.

Un día recuerdo que el pastor, un tipo estudiado, joven y muy buena persona, empezo su sermón criticando al Papa por haber aceptado la teoria de la Evolución, haciendo bromas sobre como ahora segun él, nosotros habiamos sido monitos y luego de como la Biblia decia que fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios, blablabla...

El sermón me dejo indignado y no pudo aguantarme las ganas y luego del culto fui a hablar con el. Le dije que la teoria de la Evolución no fue un invento, que hay base cientifica que la sostiene y que uno no puede tomar la Biblia literalmente. El me increpó por esto ultimo, diciendo que la palabra de Dios hay que tomarla por Fe y que lo que se describe es literal, por Fe.

Ese fue mi último día en la Iglesia por un buen tiempo, desde ahi pase por agnostico, todavia manteniendo la creencia en dios. Incluso una vez, luego de una crisis nerviosa, intente volver a la iglesia y congregarme, lo que hizo muy feliz a mi madre.

Pero no pude volver, escuchando uno de los himnos: "Eres rey, digno de alabanza", en mi cabeza recorde lo que era un rey... un tirano, un opresor... como dios siendo algo bueno y noble va a compararse con un rey y porque necesita alabanza y adoración. Es que acaso dios es un vanidoso sediento de poder.

Apartir de ese pensamiento mi repulsión por la figura del dios cristiano empezó. Empece a ver lo absurdo del culto a Cristo, empece a ver la hipocresía de toda la estructura de poder entorno a eso. Al principio fui muy vocal al respecto, y no fueron pocas las peleas con mi madre,que me critico por "hablar tan feo" o "ser tan negativo". Poco a poco fui siendo excluído de mi familia, o tal vez yo mismo me excluí.

Ahora tengo 32 años y he aprendido que mi ateismo es una vivencia personal, asi como la fe de mi madre. Ambos aprendimos a convivir apesar de las diferencias de pensamiento. Yo aprendí que la fe en un dios es importante para ella, maxime que los hombres en su vida hemos fallado tanto, empezando por mi abuelo y ni hablar de sus parejas y yo mismo. Ella necesita esa creencia para llenar ese hueco.

En mi caso más bien mi ateismo se ha fortalecido con el tiempo. Hay bastante resentimiento en contra del order social y las costumbres y apesar de que considero que me veo como alguien del montón, ciertamente no pienso como ellos. Mi padre me inculcó la idea de alejarme del rebaño y encontrar mi propio camino.

No puedo decir que soy un iluminado o alguien totalmente independiente o superior al resto, pero si puedo afirmar que la droga de la religión perdió su efecto en mí. Tome conciencia de que mi vida se basa en mis decisiones y no en el plan divino de algún dios.

Claro, reconocer esta responsabilidad no ha sido fácil. Hay momentos en donde me llena la rabia y la culpa por mis malas decisiones o incluso el escoger ser diferente me ha llevado a ser una persona un tanto fría, distante y a evitar socializar, especialmente con el sexo opuesto.

Esto no tiene nada que ver con el ateismo, salvo que me evita el hecho de buscar una iglesia para encontrar pareja (algo que se supone natural para alguien que vive rodeado de creyentes) y mas bien me ha convertido en alguien que analiza y hasta sobre analiza las cosas y busca minimizar riesgos.

Como un ateo he aprendido a desconfiar de todo y de todos. He aprendido a odiar la hipocresia, que desgraciadamente es la moneda de cambio en nuestra sociedad y base de muchas relaciones.

Yo no creo que el ateismo te haga una persona feliz, mas bien te pone un camino mas dificil, pero al menos te da un sentido de honestidad, honradez y te cuestiona a cada momento tus acciones y principios, porque sabes que dependes de ti mismo. Haces lo que haces porque lo sientes y porque lo crees, no por guardar las apariencias o por temor a un castigo.

Igualmente me da la seguridad de que las decisiones que tomo, incluso equivocadas, son mis decisiones y que tengo el poder de escoger como vivir mi vida. Tengo el poder de escoger... y para mi esa es la libertad que me define como ser humano.

Siento que mi camino continua, pero me alegra haberme liberado de la cadena de la religión y la doctrina. Eso me ha ayudado a conocer gente e ideas distintas e incluso me acercado a un grupo de amigos bastante interesante, de los que he aprendido mucho. Espero seguir creciendo y aumentando mi fe en mi mismo y en el poder de mis acciones y mis decisiones, teniendo en cuenta como estas impactan a la gente que me rodea.

Gracias.

3 comentarios:

  1. Como diría un religioso: "¡Amen a eso, hermano!" Pero al contrario de ellos, que el escepticismo y el pensamiento crítico (pero sin olvidar la empatía y el sentido común), que guíen siempre tu camino.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Me pareció increíble la parte final de tu historia, sobre como el ateísmo te ase mas consiente de la realidad y pone en tus manos muchas cosas.

    ResponderEliminar
  3. 2 Parrafos que me gustaron mucho de tu historia.

    NADIE TIENE LA VERDAD ABSOLUTA, TODOS TENEMOS PARTE DE LA VIDA, NUESTRA PROPIA VERDAD, Y POR ESO EN ESTA VIDA EN LUGAR DE JUZGAR AL PROXIMO HAY QUE APRENDER A ESCUCHARLO Y APRENDER DE EL. NO HAY QUE CERRARSE EN UNA SOLA CREENCIA.

    Yo no creo que el ateismo te haga una persona feliz, mas bien te pone un camino mas dificil, pero al menos te da un sentido de honestidad, honradez y te cuestiona a cada momento tus acciones y principios, porque sabes que dependes de ti mismo. Haces lo que haces porque lo sientes y porque lo crees, no por guardar las apariencias o por temor a un castigo.

    ResponderEliminar

Paginacion

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares